La Selección está a un paso de certificar su presencia en el próximo Mundial de Catar. Le valdrá con empatar ante Suecia el próximo domingo. La tarde empezaba bien con la sorprendente derrota de los suecos en Georgia, y terminaría mejor haciendo lo que tocaba. Ganando. España nunca había perdido en sus visitas a Grecia, y la racha se amplió un partido más. La selección griega apuraba sus opciones de alcanzar al menos la repesca en un estadio semivacío, nada que ver con el famoso «infierno griego´´ que durante años fue inexpugnable para los equipos españoles en la Champions. No era un escenario para muchas florituras, y el partido caerá en el olvido más pronto que tarde. La Selección se puso por delante gracias a una pena máxima transformada por Pablo Sarabia en una primera parte en la que la Selección domino, y poco más que destacar, salvo que debutó Raúl de Tomás.

Polémicas aparte, podemos decir que ha sido un buen 2021 para la Selección. Seminifales de la Eurocopa, final de la Liga de Naciones, y si nada se tuerce, clasificación directa para el Mundial. Soñar es gratis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.