El primer clásico de la temporada cayó del lado madridista. Como mínimo habrá otros dos (el de liga en el Bernabéu y el de la Supercopa.) El Real Madrid partía como claro favorito, sin hacer nada del otro mundo, da la sensación de que tiene una marcha más. Este hecho también tiene su miga: durante veinte largos años el Madrid fue incapaz de asaltar el Camp Nou, incluyendo aquellos años con Gaspart de presidente en los que el Barça sufría para meterse en Champions. Los culés van camino de rememorar una época negra, también con la resignación que muestra Koeman (primer técnico del Barça que pierde tres clásicos seguidos desde los años treinta). Quizá el holandés intenta quitar presión a sus jugadores con sus declaraciones, que tienen una parte de verdad. Hay un Barça con Messi y otro sin Messi, si bien es cierto que el crack argentino estaba presente en las últimas grandes debacles que vivió el equipo (París, Turín, Roma, Liverpool, Lisboa, etc…).

El Real Madrid es favorito para ganar la liga. Nunca se sabe, pero a igualdad de mediocridad los blancos parten con ventaja. Sin tantas superestrellas como otras veces (tampoco hay que olvidar que en la época de los galácticos se quedaron cuatro años sin títulos), el proyecto parece más ilusionante. Dejando aparte que el Sheriff de Moldavia te puede hacer un roto porque el fútbol es así. Al final el Real Madrid ganó porque el Barcelona es un sucedáneo de sí mismo. Con Koeman más cuestionado cada día que pasa, todavía no tenemos muy claro si Laporta lo mantiene porque confía en él o porque hay un agujero así de grande en la caja. Al Madrid le bastó con jugar a no cometer errores y esperar los del rival. Contra este Barça, suficiente. Es lo que hay, que diría Koeman. Da la sensación de que el Madrid funciona con menos urgencias, aunque cerró la temporada pasada sin títulos. El choque estuvo vivo hasta casi el final, hasta que el Madrid metió el gol de la tranquilidad ya en el descuento. En la primera parte Alaba marcó su primer gol con la camiseta blanca, y Lucas Vázquez cerró la cuenta. El Kun Aguero anotó el tanto del honor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.