DESCUBREN UNA NUBE DE GAS CÓSMICA
QUE LATE AL MISMO RITMO QUE UN
AGUJERO NEGRO CERCANO

Científicos del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) colideran ese descubrimiento. El
descubrimiento ayuda a explicar cómo se propagan los rayos cósmicos cerca de los
microcuásares, hermanos pequeños y locales de los lejanos cuásares.

Un equipo liderado por científicos del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) y el
laboratorio DESY en Hamburgo (Alemania) ha detectado un misterioso pulso de rayos
gamma proveniente de una nube de gas cósmica, la cual, sin ninguna característica extraordinaria y
situada en la constelación del Águila -en la Vía Láctea-, late al mismo ritmo que un agujero negro
cercano, lo que indica una conexión entre ambos.
El hallazgo, que aparece publicado en la revista ‘Nature Astronomy’, arroja luz sobre cómo se producen
y propagan los rayos cósmicos cerca de los microcuásares, ya que el agujero negro observado,
separado 100 años luz de la nube de gas cósmico, se encuentra en uno de estos sistemas binarios
integrados que comprenden un objeto compacto y una estrella acompañante.
Estos microcuásares, hermanos pequeños y locales de los lejanos cuásares, lanzan en el entorno
interestelar que los rodea potentes vientos y chorros de la materia proveniente de una estrella vecina.

“La señal temporal observada proporciona una conexión inequívoca entre el microcuásar y la nube de
gas, separados unos 100 años luz. Este hecho es tan sorprendente como intrigante y abre preguntas
sobre cómo el agujero negro alimenta los latidos de la nube”, apunta Diego F. Torres, investigador del
Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC) en el ICE-CS

FUENTE: CUENTAMEALGOBUENO.COM

Luz solar y catalizadores para convertir el
CO2 en productos químicos limpios

Investigadores del Instituto de Tecnología Química (ITQ), un centro mixto del Consejo Superior
de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València (UPV), trabajan
en el desarrollo de tecnologías innovadoras que, utilizando energía solar concentrada y
catalizadores avanzados, permitirán convertir el agua y el dióxido de carbono (CO2) en
productos químicos valiosos. La investigación se enmarca en el proyecto
europeo FlowPhotoChem, dotado con siete millones de euros, dentro del programa marco
Horizonte 2020 de la Unión Europea (UE).
“En lugar de generar CO2, el sistema integrado FlowPhotoChem utilizará el CO2 como fuente
de carbono para producir productos químicos sin el uso de combustibles fósiles, reducirá de esta
manera las emisiones de gases de efecto invernadero de Europa y contribuirá a un planeta más
limpio”, apunta Hermenegildo García, investigador en el ITQ (CSIC-UPV) que lidera el
proyecto. “Una de las mayores innovaciones del proyecto es el empleo de luz solar como fuente

de energía para llevar a cabo la transformación del CO2”, añade Josep Albero, del ITQ (CSIC-
UPV).

Durante el proyecto, equipos de investigación de Irlanda, Alemania, Hungría, España, Suiza, los
Países Bajos, Uganda y el Reino Unido desarrollarán materiales nanoestructurados, reactores
innovadores y modelos informáticos avanzados para construir un sistema modular integrado que

utilice luz solar concentrada como prueba de concepto para convertir CO2 en etileno, un valioso
agente químico en la industria.
“La sostenibilidad ambiental y la escalabilidad serán partes clave del proceso de diseño para
asegurar el sistema en el futuro. Para garantizar que el sistema modular de FlowPhotoChem
llegue exitosamente al mercado para reducir las emisiones de CO2, el equipo trabajará con
empresas químicas que podrían usar la tecnología que se desarrolle en el proyecto”, concluye
García.

FUENTE: BUENASNOTICIAS.ES

20/08/2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.