El coche eléctrico:

Aunque tenga una ventas anecdóticas con respecto a los coches de motores térmicos e híbridos, es una opción que cada día cobra más sentido, especialmente para los desplazamientos urbanos. Sin embargo, como toda novedad, los inicios son difíciles y caros.

A la hora de comprar un coche eléctrico, a todos nos gustaría poder acceder a un Tesla Model S, un Model X o un Jaguar i-Pace, incluso el Audi e-tron sería tentador, pero con precios que superan los 80.000 euros para los modelos de acceso, no son una opción válida para todas las familias. Aún así, existen propuestas atractivas y asequibles si quieres dar el paso y conducir un coche eléctrico.

No nos engañemos, un coche eléctrico es un vehículo caro con respecto a un modelo equivalente de gasolina o híbrido, incluso los modelos asequibles siguen costando más de 20.000 euros. Por menos de 20.000 euros existen otras opciones, como el Aixam Mega e-city, pero suelen estar homologados como cuadriciclos (o coches sin carnet). Y aunque nos centremos en el precio del coche, no los hemos incluido en esta pequeña guía por no ser legalmente coches.

Motor eléctrico:

 

El motor eléctrico es un dispositivo que convierte la energía eléctrica en energía mecánica por medio de la acción de los campos magnéticos generados en sus bobinas. Son máquinas eléctricas rotatorias compuestas por un estator y un rotor.

Algunos de los motores eléctricos son reversibles, ya que pueden convertir energía mecánica en energía eléctrica funcionando como generadores o dinamo. Los motores eléctricos de tracción usados en locomotoras o en automóviles híbridos realizan a menudo ambas tareas, si se diseñan adecuadamente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.